• Levanova

Receta para una deliciosa hamburguesa casera

Actualizado: jul 16



Hacer hamburguesas en casa tiene muchas ventajas, entre otras, que podemos prepararlas completamente a nuestro gusto, con los ingredientes y cantidades que prefiramos. Ya sea con carne, vegetal o, incluso, de pescado, existen muchas formas de preparar vuestra propia hamburguesa casera perfecta.


Como con casi todo, una de las claves de este popular plato es el pan. En efecto, una hamburguesa no sería una hamburguesa sin su pan. Por ello, en primer lugar, os animamos a meter las manos en la masa y hacer vuestro pan de hamburguesa casero. ¡No os arrepentiréis!



Una vez tengamos nuestro pan de hamburguesa, solo tenemos que elegir los ingredientes que más nos apetezcan para el relleno. Por nuestra parte, para esta receta hemos seleccionado una combinación que, sin ninguna duda, os encantará, sobre todo si buscáis ir un poco más allá que con la típica hamburguesa de ternera: ¡una hamburguesa de buey con queso de cabra y cebolla caramelizada! Un plato que no dejará a nadie indiferente.


Ingredientes:


Para hacer el pan de hamburguesa casero:

Las cantidades de pan que os dejamos a continuación os permitirán preparar unas 9 hamburguesas, aunque depende del tamaño. Por ello, para aprovechar al máximo el proceso de elaboración, si no necesitáis cocinar tantas, nuestro consejo es que preparéis la masa y congeléis aquellas que no vayáis a necesitar.


De este modo, con descongelar, formar y hornear, podrás tener tu propio pan de hamburguesa casero en más ocasiones.


  • 500grs de harina de trigo

  • 40 grs de azúcar

  • 10 grs de sal

  • 1 sobre de preparado de masa madre Levanova

  • 325 grs de agua

  • 30 grs de mantequilla

Para el relleno:


A la hora de rellenar las hamburguesas, las cantidades también dependen del número de hamburguesas que queramos hacer, así como de las propias preferencias individuales. Por ello, os dejamos a continuación la cantidad aproximada de ingredientes que necesitaremos para cada hamburguesa.


  • 100 grs de carne de buey

  • Un medallón de queso de cabra

  • Dos rodajas de cebolla fina cortada

  • Unos brotes verdes

  • Salsa al gusto. Por ejemplo: kétchup y mostaza


Elaboración:


Paso 1:

En primer lugar, prepararemos el pan de hamburguesa casero. Para ello, echamos todos los ingredientes para la masa menos la mantequilla en un bol grande y mezclamos. Una vez integrados, incorporamos la mantequilla a temperatura ambiente y volvemos a mezclar.


Paso 2:

Seguidamente, amasamos hasta conseguir una masa fina y homogénea.


Paso 3:

Formamos una bola con nuestra masa, la metemos en el bol y la dejamos reposar hasta que doble su volumen.


Paso 4:

Una vez transcurrido el tiempo de reposo, que será en torno a una hora aproximadamente, cortamos la masa en cuatro partes iguales y formamos una barra con cada una de ellas. Después, dejamos reposar las piezas 5’ minutos.


Paso 5:

Cortamos cada barra en piezas de unos 50 grs y hacemos bolitas con ellas. Tapamos y dejamos reposar otros 5’ minutos.



Paso 6:

Finalizado este pequeño tiempo de reposo, boleamos de nuevo cada pieza y las aplastamos ligeramente. De este modo, obtendremos unas piezas redondas y planas. Las colocamos sobre la bandeja de horno y las volvemos a dejar reposar hasta doblar su volumen.


Paso 7:

Cuando quede poco para que termine el tiempo de reposo, encendemos el horno a 200ºC. Mientras se calienta, humedecemos todas las piezas con agua con la ayuda de un pulverizador y añadimos un poco de sésamo en la superficie.


Finalmente, horneamos nuestros panes de hamburguesa caseros a 200ºC hasta que adquieran un color dorado-tostado. El tiempo dependerá en gran medida de nuestro horno, por lo que deberemos estar pendientes para sacarlos en el momento más oportuno.



Cuando quede poco para sacar los panes del horno, será el momento perfecto para ir preparando el relleno de nuestras hamburguesas.


Paso 8:

Para preparar el relleno, en primer lugar, pochamos la cebolla en una sartén a fuego lento. Lo ideal es cortarla en rodajas, de modo que en la sartén se separen los aros.


En el momento en el que adquieran un color dorado/tostado, después de pasar por transparentes, estarán listas.

Puesto que la carne tarda menos en cocinarse que la cebolla, aunque depende de lo hecha que nos guste, cuando la cebolla esté a mitad de cocinado, podemos ir preparando la carne en otra sartén aparte con el fuego más fuerte.


Una vez se haya hecho la cebolla, la apartamos y, en la misma sartén, le damos vuelta y vuelta a nuestros medallones de queso de cabra para que cojan temperatura.


Cuando se hayan enfriado nuestros panes y hayamos cocinado la carne, el queso y la cebolla será el momento de montar nuestra hamburguesa. Para finalizar, añade unos brotes verdes de lechuga y las salsas y…¡listas para disfrutar!




200 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo