• Levanova

Receta de pan de bacon y queso comté, ¡para chuparse los dedos!

Actualizado: jul 19



Desde Levanova, ya sabéis de sobra lo que nos apasionan las elaboraciones que impliquen su buen amasado, su cocción… En definitiva, todas las recetas más esponjosas y crujientes que os podáis imaginar. Es por ello que estamos encantados de poder compartir con vosotros esta exquisita receta de pan de bacon y queso comté que ha elaborado Irene, de Irene cocina para ti.


Con casi 50 mil seguidores en Instagram, Irene ha construido una gran comunidad en las redes sociales, ¡y no nos extrañan en absoluto estas cifras! Compartir, crear, imaginar, experimentar, inspirar, hacer sentir… es todo lo que mueve a Irene, como bien dice en sus redes. En 2015 colgó en Facebook la primera fotografía de un plato creado por ella, y, poco a poco, gracias a la pequeña audiencia que fue creando con sus publicaciones, ha conseguido llegar a ser una eminencia entre los blogs y cuentas de Instagram de recetas. Por todo ello, y, especialmente, por su profesionalidad y el cariño que pone a todas sus elaboraciones, ¡estamos encantados de colaborar con ella con está deliciosa receta!





La receta que os propone Irene y os acercamos desde Levanova se trata de un pan de queso comté y bacon muy, muy sabroso. El queso comté es un queso francés lleno de aroma, que, mezclado con el sabor del bacon y la textura jugosa de la masa con levadura fresca Levanova, hacen un pan extraordinario para acompañar todo tipo de platos. El proceso no tiene ningún tipo de dificultad, así que, ¿os animáis?


Coged papel y boli, ¡y no os perdáis ni un detalle de esta exquisita receta!




Ingredientes:

  • 350 grs de harina de fuerza

  • 200mls de leche

  • 5grs de sal

  • 15grs de levadura fresca Levanova

  • 45grs de mantequilla

  • 200gr de queso comté

  • 100grs de bacon


Elaboración:


Paso 1:

Antes de ponernos manos a la masa, nunca mejor dicho, debemos calentar la mitad de la leche en el microondas, en la que añadiremos la levadura fresca Levanova. Removemos bien para integrar y reservamos la mezcla, que más a continuación deberemos añadir a la masa.


Paso 2:

En un bol añadimos la harina, la sal, la mantequilla (¡ojo, a temperatura ambiente!) y la otra mitad de la leche, la que todavía no lleva la levadura disuelta. Con ayuda de una espátula, integramos bien todos los ingredientes hasta obtener una masa homogénea. También podéis serviros de un robot o una amasadora, ¡pero el resultado manual será igual de bueno! No paréis de integrar los ingredientes hasta obtener una masa homogénea y sin grumos.


Paso 3:

Una vez esté todo bien integrado, estiramos ligeramente la masa, como si hiciéramos un hueco sin llegar a romperla, y añadimos la leche con la levadura disuelta. Mezclamos manualmente y con energía hasta que la harina absorba bien toda la leche. En el mismo bol, tapamos la masa con un paño y dejamos que repose durante 10 minutos, en un lugar sin corrientes y seco.


Paso 4:

Enharinamos la encimera o la superficie donde vayamos a realizar el amasado para que no se nos pegue, y amasamos con energía hasta conseguir que la masa adopte una textura elástica y fina. Con ayuda de un rodillo, le damos forma rectangular (tranquilos, los bordes no tienen que ser perfectos porque los vamos a doblar), y añadimos el queso comté y el bacon cubriendo toda la superficie de la masa. Doblamos los dos extremos hacia el interior, y, a continuación, los laterales, como si realizáramos un cuadrado. Boleamos un poco y de nuevo, dejamos que la masa repose unos 10 minutos.


Paso 5:

Repetimos la última parte del “paso 4” tras el reposo: de nuevo, estiramos la masa y llevamos extremos y laterales hacia el interior, realizando un cuadrado, boleamos y dejamos reposar otros 10 minutos.


Paso 6:

Ponemos la masa sobre una bandeja de horno con papel vegetal (en este momento podemos aprovechar para hacer algún dibujo con harina en la superficie). Tapamos y la dejamos reposar hasta que doble su volumen. Mientras esperamos, podemos ir precalentando el horno a 180ºC. Horneamos durante 30 minutos, y… ¡A disfrutar!


Cuando pase esa media hora, la superficie del pan debería tomar un color dorado.

¡Listo! Sácalo del horno, deja que se enfríe y ¡buen provecho!

¿Te ha gustado esta receta de pan de bacon y queso comté? ¡Seguro que te sale tan rica como la de Irene! Cuéntanos qué tal te ha quedado. Recuerda que puedes ponerte en contacto con nosotros a través de nuestras redes (@levanova_levadura en Instagram y @levanovalevadura en Facebook), y que puedes encontrar el resto de recetas en nuestro blog.

178 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo