• Levanova

Receta rápida y sencilla para hacer bretzels en casa



También llamados pretzels o lazos salados, los bretzels son unos panecillos horneados muy típicos de la gastronomía alemana. Hay muchas teorías en torno a sus orígenes. Algunos los vinculan con el cristianismo asegurando que fueron preparados por primera vez en el siglo VIII por unos monjes alemanes, los cuales se los daban como premio a los niños que decían bien sus oraciones. Existe también una teoría más ligada al amor que dice que la expresión suiza del siglo XVII “atar el nudo” se refiere a la costumbre de usar uno de estos bollos durante las ceremonias de boda. En cualquier caso, la palabra en su idioma original, brezel, proviene del latín bracellus, que significa brazo pequeño, y hace alusión a la forma que tienen semejante a unos brazos entrelazados.


Los bretzels son un tipo de bollo de pan salado que se pueden preparar de muchas maneras: con almendras, nueces, canela, azúcar, vainilla, ajo, sal, mantequilla o con limón. Lo más característico de esta elaboración, es el baño que hay que darles en agua con bicarbonato justo antes de introducirlos en el horno. Este baño es el responsable de que la corteza quede tan brillante, dorada y crujiente.


En esta ocasión, te traemos la receta tradicional con escamas de sal ¡ideales para acompañar una buena cerveza, al más puro estilo del Oktoberfest!


¡No te hacemos esperar más! Aquí tienes la receta para preparar este riquísimo snack alemán:


Ingredientes:

  • 250 grs de harina fuerte.

  • 125 gr de agua templada.

  • 5 grs de sal.

  • 15 grs de mantequilla.

  • ½ sobre de Masa Madre Levanova.

  • 13 grs de levadura Levanova.

  • Sal gorda para decorar.

  • 80 gr de bicarbonato para el baño.

  • 1 litro de agua para el baño.


Elaboración:


Paso 1:

En un bol grande, mezclamos la levadura, la masa madre y el agua templada y dejamos reposar unos 5 minutos. A esta mezcla, añadimos la harina, la sal y la mantequilla, en este caso, fundida.


Paso 2:

Amasamos hasta obtener una masa homogénea, dejamos reposar durante 10 minutos y volvemos a amasar hasta que tengamos una masa fina y uniforme. Hacemos una bola con la masa y la dejamos reposar en un recipiente unos 5 minutos.


Paso 3:

Después, cortamos piezas de unos 90 grs. aproximadamente, las boleamos ligeramente y las dejamos reposar de nuevo 5 minutos.


Paso 4:

Formamos unos barrotes finos con un poco de “barriga” en el medio y los entrelazamos para conseguir la forma típica del bretzel. Es muy fácil, si tenéis dudas, fijaros en la foto ¡una imagen vale más que mil palabras! Después, dejamos fermentar durante 30 minutos aproximadamente.


Paso 5:

Ahora vienen los pasos más característicos de los bretzels. Colocamos las piezas en el congelador durante 10 minutos y precalentamos el horno a 190 ºC. Mientras, calentamos 1 litro de agua y disolvemos bien el bicarbonato.


Paso 7:

Retiramos las piezas del congelador para bañarlas en el agua con bicarbonato más o menos 1 minuto por cada cara. Después, las dejamos escurrir y añadimos las escamas de sal.


Paso 8:

Una vez precalentado el horno, colocamos las piezas en la bandeja con papel de horno, hacemos un corte en la “barriga” de cada una y cocemos durante aproximadamente 14 minutos.


¡Y ya están listos para comer! Acompáñalos con una cerveza y transpórtate a Alemania con esta fácil receta desde la comodidad de tu casa. Anímate a prepararlos y no te olvides de enviarnos una foto de tus bretzels a nuestras redes sociales: @levanova_levadura en Instagram y @levanovalevadura en Facebook. Además, no te pierdas otras recetas fáciles y rápidas en nuestra página web. ¡A disfrutar!


21 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo