• Levanova

Los irresistibles molletes de pan que no podrás dejar de comer


Molletes caseros, una receta de Levanova

Los molletes de pan tienen un sabor y una esponjosidad que los hacen muy especiales. Estos pequeños panecillos de origen andaluz son también conocidos como “muelles” debido, principalmente, a su mullido interior.


Los molletes son un pan plano, que se suele comer tostado en el desayuno tanto con rellenos salados como dulces.


La buena noticia es que son muy fáciles de preparar. Por lo que, en poco tiempo tendrás unos deliciosos molletes de pan con los que deleitar a tus comensales. A continuación, te damos una receta bien sencilla para hacer molletes caseros.



Ingredientes:



Elaboración:


Paso 1:

Lo primero que debemos hacer para comenzar con la receta es hacernos con un bol grande. En él vamos a ir añadiendo, uno a uno, todos los ingredientes. En primer lugar, echamos los 500grs de harina de trigo panadera, vertemos los 250grs de agua, los 8 grs de sal y los 30grs de aceite de oliva. A continuación, abrimos e incorporamos el sobre de masa madre de Levanova y los 15grs de levadura fresca prensada de Levanova.


Una vez tengamos todos los ingredientes en el recipiente, los mezclamos bien y amasamos hasta conseguir una masa fina y homogénea.


Paso 2:

Cuando tengamos la masa bien amasada, dejamos que repose durante 10 minutos cubierta con un paño. Pasados estos 10 minutos, procedemos, con la ayuda de un cuchillo, a cortar la masa en piezas de unos 100grs. Así, obtendremos aproximadamente 8 porciones.


Paso 3:

A continuación, pasamos a hacer bolas con cada una de ellas. Después, dejamos que reposen durante 15 minutos.


Paso 4:

Una vez transcurridos estos 15 minutos de reposo, enharinamos la superficie sobre la que vayamos a trabajar y, con la ayuda de un rodillo de cocina, pasamos a aplastar cada una de nuestras piezas en forma redonda o alargada, como vosotros prefiráis. Eso sí, dejando un grosor de más o menos medio centímetro.


Paso 5:

Cuando hayamos obtenido la forma deseada, colocamos las piezas en una bandeja de horno, sobre la que habremos colocado previamente papel de cocción. Es recomendable colocar las piezas bien separadas para que no se peguen entre ellas cuando crezcan durante la fermentación.


En este caso, como tenemos ocho piezas, lo mejor es ponerlas en dos bandejas de horno diferentes, cuatro en cada una, o realizar dos cocciones.


Paso 6:

Tapamos las bandejas de horno con un paño dejándolas en un lugar con algo de calor, pero libre de corrientes, para que fermenten hasta que doblen su volumen.


Paso 7:

Mientras nuestros panecillos acaban de fermentar aprovechamos para precalentar el horno a 200 ºC. Una vez hayan doblado su volumen, pasaremos a introducir los molletes en el horno. Pero ojo, antes de meterlos, es esencial que pulvericemos con abundante agua cada una de las piezas.


Paso 8:

Una vez introducidos en el horno, bajamos la temperatura a 160ºC, y cocemos durante más o menos unos 15 minutos hasta que adquieran un ligero color dorado,.


Cuando hayamos conseguido el color que queramos, retiramos con mucho cuidado la bandeja del horno. Y ahora llega el momento que todo chef espera cuando hace una receta: la cata… Pero espera, espera, si has podido resistirte hasta ahora deja que se enfríen un poco, ¡no queremos que pierdas tus papilas gustativas!.


Después, ¡buen provecho!



Receta de molletes caseros _ Levanova

148 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo