• Levanova

La levadura no se produce, se cultiva

Entonces, ¿Cómo se cultiva la levadura fresca de panadería?


Aunque sabemos que la levadura es un ingrediente esencial en la elaboración del pan, todavía hay muchas cosas que desconocemos de ella. Por ello, en este post vamos a contarte algunas, como por ejemplo, cómo se cultiva la levadura y por qué se comercializa fresca y en daditos. ¡Atentos!


¿Qué es la levadura?


La levadura es un microorganismo que solo puede verse con ayuda de un microscopio. La célula de la levadura tiene forma de huevo y su tamaño no excede las seis u ocho milésimas de milímetro. Es un ser vivo unicelular, es decir, no puede crearse químicamente, es algo que está en la Naturaleza.


La levadura de panificación se comercializa habitualmente en bloques o pastillas de diferentes tamaños. Un centímetro cúbico de levadura en bloque pesa alrededor de un gramo, pero ¡contiene más de 10 mil millones de células vivas de levadura!


Concretamente, el nombre científico que recibe la levadura de panadería es “Saccharomyces Cerevisiae”. Fue en 1857 cuando el científico francés Louis Pasteur, considerado el padre de la microbiología, descubrió su existencia, así como que la levadura era el origen de la fermentación.


Desde entonces hemos aprendido mucho sobre la levadura. Ahora podemos diferenciar los distintos tipos y clasificarlos según sus perfiles y propiedades. En este sentido, sabemos por ello que una buena selección de la levadura es clave para un proceso fermentativo de calidad y una total garantía para todo panadero, ya sea profesional o casero.


Si te apetece saber más sobre la historia de la levadura, te recomendamos consultar este artículo.






¿Cómo se cultiva la levadura?


Hoy en día, la levadura se cultiva en modernas instalaciones que cumplen con todas las garantías de seguridad alimentaria. En estas instalaciones, que funcionan como si fuesen granjas, los especialistas alimentan las levaduras para que se multipliquen, preservando su calidad y su naturalidad.


Para cultivar la levadura, dado que es un ser vivo, como cualquier otro, necesita un entorno favorable y alimentos para su desarrollo:


  • El entorno: las levaduras necesitan un ambiente adecuado para multiplicarse. Para ello, es necesario controlar el nivel de oxígeno, la temperatura o la humedad, entre otras cuestiones. Aparte, por supuesto, se necesita asegurar las medidas de higiene y esterilización, pues es imprescindible que no haya presencia de otros microorganismos que puedan contaminar el cultivo de levaduras.


  • Los alimentos: como todo ser vivo, las levaduras necesitan ingerir nutrientes para multiplicarse. Las principales fuentes de nutrientes que necesitan las levaduras son los carbohidratos. Concretamente, demandan melazas de caña y de remolacha, diferentes azúcares y los siropes de maíz y de otros cereales.


Una vez que las levaduras de panadería se han cultivado correctamente, pueden comercializarse en forma fresca o seca, lo cual depende en gran parte de las necesidades y tradiciones de cada país (si quieres saber más acerca de los tipos de levadura, puedes consultar este otro artículo).


En el caso de España, la opción más utilizada por los panaderos artesanos es la levadura fresca prensada en cubos, como Levanova. Este formato proporciona una gran flexibilidad a todo panadero y facilita mucho el proceso de elaboración del pan. Si quieres sabes más acerca de las ventajas de este formato y de por qué debemos utilizar levadura fresca en vez de seca, visita este otro artículo.


Ahora bien, ¿qué os ha parecido este post? Con cualquier duda que podáis tener sobre los productos de Levanova, no olvidéis consultar el apartado de preguntas frecuentas. Así mismo, si aun así tenéis alguna pregunta, podéis escribirnos a través de nuestro contacto o nuestras redes sociales: @levanova_levadura en Instagram y @levanovalevadura en Facebook.


17 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo