• Levanova

¿Hamburguesa casera de ternera? Tenemos la receta definitiva

¿A quién no le gusta disfrutar de una deliciosa hamburguesa en casa? Sin duda, las hamburguesas son una de nuestras cenas favoritas y una apuesta segura de cualquier barbacoa con familia o amigos.


Hacerlas caseras implica poder disfrutar de los ingredientes y las cantidades cómo más nos gusten. En este sentido, una vez más, no podemos dejar de decir que una de las principales claves para triunfar es el pan. ¡Te aseguramos que notaréis la diferencia!


En cuanto al relleno, en otra ocasión os propusimos hacer una deliciosa hamburguesa de buey con queso de cabra y cebolla caramelizada. Sin embargo, ahora os traemos la receta de hamburguesa casera más clásica para no defraudar a nadie, una hamburguesa casera de ternera. ¡Atentos!


Ingredientes:

Para hacer el pan de hamburguesa casero:

Con estas cantidades se pueden preparar aproximadamente 9 hamburguesas medianas. Aunque no seáis tantos en casa, desde Levanova, en estos casos, siempre os proponemos congelar la masa ya elaborada. Así, después, únicamente tendréis que hornearlas antes de utilizarlas y podréis ahorrar gran parte del proceso:

  • 500grs de harina de trigo

  • 40 grs de azúcar

  • 10 grs de sal

  • 1 sobre de preparado de masa madre Levanova

  • 325 grs de agua

  • 30 grs de mantequilla


Para el relleno:

Puesto que las cantidades totales de ingredientes dependerán del número de comensales de la ocasión, a continuación, únicamente, os dejamos nuestra propuesta de ingredientes para cada hamburguesa. No obstante, tendréis que ser vosotros los que calculéis las cantidades totales para esta deliciosa cena:

  • 100 grs de carne de ternera por hamburguesa

  • 2 lonchas de beicon

  • 1 rodaja de cebolla

  • 2 rodajas de pepinillos (dependerá de cómo sean los pepinillos)

  • 1 rodaja de tomate natural

  • Una loncha de queso gouda (u otra variedad preferida)

  • Una hoja pequeña de lechuga

  • Unos brotes de rúcula

  • Salsa al gusto. Por ejemplo: kétchup y mostaza


Elaboración:

Como veréis, con los ingredientes propuestos, podremos obtener una deliciosa y completa hamburguesa. ¡Atención a la elaboración!




Paso 1:

Para preparar el pan de hamburguesa casero, echamos en un bol grande todos los ingredientes para la masa menos la mantequilla. Mezclamos los ingredientes y a continuación, incorporamos la mantequilla a temperatura ambiente.


Paso 2:

Amasamos hasta conseguir una masa fina y homogénea.


Paso 3:

Una vez hayamos amasado, formamos una bola, metemos de nuevo la masa en el bol o en otro recipiente limpio y la dejamos reposar hasta doblar su volumen.


Paso 4:

Pasado este tiempo, cortamos la masa en cuatro partes iguales, formamos barritas con cada una de ellas y las dejamos reposar 5 minutos.


Paso 5:

Cortamos cada barra en piezas de unos 50 grs y hacemos bolitas con ellas. Seguidamente, dejamos otros 5 minutos más de reposo.


Paso 6:

Boleamos otra vez cada pieza y las aplastamos ligeramente. Después, las colocamos sobre la bandeja del horno y las dejamos reposar por última vez. En este caso, hasta que doblen su volumen.


Paso 7:

Calentamos el horno a 200ºC. Mientras, los con la ayuda de un pulverizador, mojamos las piezas. Después, podemos añadir un poco de sésamo en la superficie.

Por último, horneamos a 200ºC hasta que las piezas adquieran un color dorado-tostado y dejamos enfriar antes de rellenar.


Paso 8:

Para preparar el relleno de estas hamburguesas, empezamos por preparar los ingredientes que requieren cocinado.


En primer lugar, pasamos por la sartén los aros de cebolla y mientras cortamos las rodajas de tomate.



Seguidamente, cocinamos el bacon (recuerda que no es necesario echar nada de aceite con el bacon) y las hamburguesas de ternera. Cuando estén al punto deseado, podemos aprovechar para poner las lonchas de queso sobre la carne para que se funda.


Cuando hayamos cocinado estos ingredientes, ¡habrá llegado el momento de montar nuestra ansiada hamburguesa! Comenzamos el ritual colocando la carne con el queso, el bacon, la cebolla y el tomate. Por último, para acabar, añadimos la lechuga, los pepinillos y la rúcula y… ¡listo!


Una vez en la mesa, cada comensal podrá servirse sus salsas al gusto. Aunque, en esta ocasión, y con este pan, te aseguramos que el plato no las necesita 😉.


11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo